Reciben nuevos alcaldes municipios con números rojos

Nochistlán, Apozol y Joaquín Amaro son los más endeudados

Nuevas autoridades deberán gestionar recursos extraordinarios

Alonso Chávez Landeros

 Los nuevos 42 presidentes municipales y 16 alcaldesas darán el 15 de septiembre el “Grito”… pero no el tradicional de Independencia, sino por la difícil situación financiera en que encontrarán a los municipios.

Todos los ayuntamientos enfrentan una difícil situación financiera, pero ninguno al grado de la quiebra, declaró el saliente Secretario de Finanzas del estado, Guillermo Huizar Carranza, tras precisar que no existe un estimado de la deuda total que enfrentan los municipios.

“No existe ningún registro que dé cuenta de ese dato (de la deuda), pero lo que sí percibo es una situación financiera muy compleja, aunque mucho mejor de la que se pudiera advertir hace seis meses”.

Nochistlán, Apozol y Joaquín Amaro son los municipios más endeudados, informó Huizar Carranza, al señalar que esto se advierte en base a la deuda por cuotas obrero-patronales que tienen con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la cual es “muy grande” en comparación a sus presupuestos.

El nuevo presidente municipal de Jalpa recibirá un municipio con adeudo de 3 millones de pesos, 7 millones de pesos menos de la deuda que se tenía hace tres años, dijo el munícipe saliente, el panista Edgar Viramontes.

Para Tlaltenango la problemática financiera es más compleja, 13 millones de pesos de deuda heredará el priista Martín del Real, quien justificó que es una deuda manejable en comparación a los 40 millones de pesos de déficit con que recibió el municipio.

Los nuevos Cabildos recibirán no sólo municipios endeudados, sino también laudos labores que pagar a servidores públicos despedidos por sus antecesores y que les ganaron el juicio; y proveedores que reclaman el pago de servicios o materiales que les adeudan.

En Valparaíso, sin calcular la posible reinstalación de 43 trabajadores que el ayuntamiento postergó al conseguir un amparo en tribunales; el alcalde perredista Eleuterio Ramos reconoció que dejará una deuda de casi 5 millones de pesos con proveedores y en otros rubros.

Los presidentes municipales salientes dejan nóminas infladas, basificación a personal y otorgan liquidaciones “exageradas” e ilegales a directores, incluso a regidores y a los propios alcaldes, advierte Raúl Brito Berúmen, titular de la Auditoría Superior del Estado, al enumerar las anomalías recurrentemente observadas durante la fiscalización.

Brito Berúmen también señala que las nuevas administraciones municipales comúnmente reportan la falta o pérdida de los activos o bienes de la presidencia municipal, “que ya no se encuentran los vehículos, ni maquinaria, tampoco computadoras y hasta escritorios”.

Con la capacitación a las autoridades salientes y entrantes sobre sus obligaciones en el traspaso de las administraciones, la Auditoría Superior busca evitar estas situaciones que se han presentado al fin de otros trienios.

El Congreso del Estado autorizó a la Auditoría para que inicie la fiscalización de 28 municipios, ya que no entregaron cuenta pública, con sus ingresos y egresos de 2015, y eso complicará a las nuevas autoridades su administración.

Los 58 municipios zacatecanos operan con una “estructura financiera que no es viable”, señaló el saliente Secretario de Finanzas del estado, por lo que recomendó a las nuevas autoridades buscar otras alternativas para financiar la operación de los municipios.

Las administraciones municipales requerirán recursos extraordinarios para cerrar el año. Sin embargo, la administración estatal y el gobierno federal han advertido que enfrentan complicaciones económicas, incluso recortes presupuestales.

De la capacidad de gestión de los nuevos alcaldes y alcaldesas dependerá el que puedan abrirse puertas para sacar a flote las finanzas de sus municipios, los cuales gobernarán sólo 2 años.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA