Me retiro con la satisfacción del deber cumplido: Guadalupe Hernández

El diputado migrante asegura dejar un legado legislativo a favor de los connacionales

Voto desde el extranjero, 36 mdp a ex braceros y  creación de la Secretaría del Migrante, entre los logros

Alma Tapia

  1. Guadalupe Hernández Ríos dejará de ser diputado migrante en este mes de septiembre, y aunque heredará retos a sus sucesores, aseguró retirarse “muy contento” con la satisfacción del deber cumplido.

El ex petista, que en la 61 Legislatura representó a los cientos de miles de connacionales zacatecanos radicados en Estados Unidos, consideró en entrevista que dos curules migrantes no son suficientes para legislar a favor de la población que vive en el extranjero.

Se requieren por lo menos cuatro de los 30 representantes populares que tiene Zacatecas. Mientras que un reto próximo será el que en la Cámara federal y en el Senado haya representación migrante.

En tanto, Hernández Ríos consideró fundamental que el Congreso local ha sido pionero en destinar espacios migrantes, quienes han dejado por su paso legados importantes, como la creación de la Secretaría del Zacatecano Migrante.

Con especial entusiasmo se refirió al voto migrante; es decir, la reforma aprobada durante su gestión para que los zacatecanos radicados en el extranjero pudieran votar por primera vez para gobernador de Zacatecas. Si bien, reconoció que por el limitado número de participación no fue un éxito, creyó que se sentaron las bases en ese derecho.

El diputado, que se declaró independiente a la mitad de su gestión, también destacó una iniciativa de ley que hizo posible vencer la exigencia de las actas apostilladas y la entrega en tres años de 36 millones de pesos para el pago a ex braceros.

Asimismo, la aprobación de un fondo de 300 millones de pesos para atender a migrantes que regresan a Zacatecas y se congratuló por ser electo vicepresidente de asuntos migratorios en la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol).

Para sus sucesores migrantes, Hernández les recordó que queda el reto de trabajar en una reforma electoral, a fin de que los zacatecanos radicados en el extranjero puedan votar además de gobernador, por diputados y alcaldes.

Asimismo que haya cuatro diputados migrantes en el Congreso de Zacatecas y se desparezca el voto postal para dar paso al electrónico.

A Guadalupe Hernández le gustaría seguir en la política, incluso ocupar un espacio en la Secretaría del Zacatecano Migrante, en la administración de Alejandro Tello Cristerna. “Vamos a ver si nos toman en cuenta”, de no ser así, seguirá trabajando y quizás regrese a participar en los comicios de 2018.

Se pronunció porque el nuevo gobernador nombre secretario migrante a una persona con “conocimiento” y trate de manera adecuada a ese sector poblacional, porque se debe dar un giro al trabajo del secretario Rigoberto Castañeda, “se debe tener una visión más amplia”.

En tanto, consideró que los nuevos diputados migrantes deberán estar pendientes acerca de cómo trabajará dicha Secretaría y vigilar que los recursos lleguen a quienes lo necesitan.

img_4520_opt

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA