Antropometría y Antropomorfología

Carla Herrera

En el terreno de la Imagen Pública es necesario lucir bien y echar mano de las cualidades de tu cuerpo, a fin de modificar la percepción de la imagen visual, la cual resulta primordial a la hora de vestir.

Para hacerlo es necesario conocer la forma y medidas de tu cuerpo, a fin de crear efectos ópticos que crean diversas ilusiones a partir del juego de telas, colores, líneas en las prendas y accesorios.

Primeramente es indispensable conocer las medidas del cuerpo, y para ello existen dos características básicas a estudiar: el largo de piernas y el largo de talle. Para lograrlo, se debe conocer la longitud entre el quiebre de la pierna hasta los pies y del quiebre de la pierna hacia la cabeza, entre más se acerque al tamaño ideal, que resulta de dividir tu estatura a la mitad, más estético te verás, de lo contrario será necesario echar mano  de los efectos visuales con las prendas de vestir.

Por otro lado, las formas del cuerpo son otro componente indispensable de conocer a la hora de vestir, y está basado, principalmente, en tres puntos de referencia: los hombros, la cintura y la cadera.

Para las mujeres, la figura ideal es la denominada X, con hombros y caderas alineadas, así como una cintura definida, o bien, la figura tipo 8, que es lo mismo pero con líneas más redondeadas o voluminosas.

En los hombres la figura deseada es la tipo V, con hombros más anchos que se va achicando en la parte de la cintura, hasta la cadera.

Si no tienes esas medidas y figuras “perfectas”, el objetivo será acercarte a esos estándares lo más que se pueda, a través del efecto visual que se logra con la forma de vestir.

La primera regla es el manejo de líneas verticales y horizontales, donde las primeras darán el efecto de alargar, mientras que las otras, acortan y ensanchan. Este juego de líneas no significa forzosamente aquellas que se llevan en prendas con rayas horizontales o verticales, sino más bien aquellas que se provocan con el cambio entre prendas, las cuales forman cortes, que es lo que se debe cuidar, más allá del dibujo en una prenda.

Por ejemplo, si tienes piernas cortas sería bueno no utilizar zapatos de color distinto al del pantalón, ya que ello marca una línea o separación entre uno y otro, y, por lo tanto te acorta, de modo tal que lo conveniente es utilizar un color de calzado similar al de la prenda inferior, a fin de crear la ilusión alargada.

Otras líneas horizontales son las que se forma en la cintura y en los hombros, las cuales las podemos manejar según convenga a través de la utilización de colores, pero con prendas que terminen a la altura de la cadera, es decir, si tienes el talle corto, un blusón que caiga a la altura correcta es la mejor opción.

Otro truco es la utilización del color, por ejemplo, si tienes cadera ancha y hombros pequeños, puedes utilizar prendas claras en la parte superior y oscuras en la inferior; evitar faldas muy acampanadas y pantalones con bolas, ambos agregan aún más volumen.

Antropomorfología

  • Medidas, proporciones y formas del cuerpo.
  • Sirve para lograr las proporciones correctas y crear o mantener los puntos de interés.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA