El abstencionismo ganó la elección

No acudieron a votar casi 4 de cada 10 zacatecanos

*Faltaron a las urnas 440 mil ciudadanos; Alejandro Tello es gobernador electo por 259 mil 908 votos

Alma Tapia

IMG_3560El abstencionismo ganó el cinco de junio. Cuatro de cada 10 zacatecanos no acudieron a votar a la elección de gobernador de este 2016, tendencia que se ha mantenido en los últimos 20 años y ningún aspirante o partido político la ha logrado desafiar.

Tras la conclusión de los cómputos municipales y distritales, el consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), Virgilio Rivera Delgadillo, informó que el índice de participación ciudadana fue del 61.43 por ciento en la reciente elección de gobernador.

Es decir, de un total de 1 millón 131 mil 102 ciudadanos en condiciones de votar, no sufragaron un promedio de 440 mil 123 zacatecanos. Número superior a los votos con los que triunfó el gobernador electo Alejandro Tello Cristerna. El priista ganó el gobierno de Zacatecas con 259 mil 908 votos. El abstencionismo lo rebasó con 180 mil 215 sufragios más.

A consideración del analista político Rodolfo García Zamora, ese casi 40 por ciento es el reflejo del “enorme fracaso” del sistema político nacional y estatal. Es decir, es la manifestación por el desencanto a los gobiernos y la clase política mediante una tendencia que se ha mantenido en las últimas dos décadas.

“Ese 40 por ciento dice, no nos representa nadie de la clase política, ni el gobierno, ni ningún partido político nos merece confianza y credibilidad”.

El director de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) agrega, no se trata de un abstencionismo coyuntural o accidental, sino de un proceso permanente de poca credibilidad de los ciudadanos al sistema político y  la creciente idea de que “todos los políticos son iguales”, porque no resuelven los problemas de los zacatecanos.

García Zamora considera que la elección 2016 no es la excepción en el porcentaje de abstencionismo, porque además durante las campañas, lejos de ver propuestas serias para resolver los problemas estructurales del estado, se presentaron estrategias de marketing político del autoelogio de los candidatos y promesas en el aire.

De modo que ese casi 40 por ciento de no votantes volvió a lanzar un ultimátum a la clase política para que se reestructure y cambie en su comportamiento, de lo contrario, se seguirán teniendo gobiernos ilegítimos, como el que acaba de ser electo en Zacatecas, el cual llega al poder con menos del 25 por ciento del respaldo de la totalidad de los potenciales votantes, dice el académico.

Quien sentencia que en este país, donde el modelo económico neoliberal ha golpeado de una manera tan rotunda el nivel de empleo y vida de la población, una de las pocas formas con las cuales la población manifiesta su rechazo es con el abstencionismo.

En el entendido que en países desarrollados, donde el nivel de vida es elevado y decoroso, la participación ciudadana en las urnas rebasa el 75 por ciento.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA